Buscar

Los viajes de Marion


¿Una saga juvenil de fantasy con piratas? ¡Poné los fideos vieja, que ya estamos todos! ¿Qué más se puede pedir?

Pero sí, claro que se puede pedir más. Por ejemplo, que esté bien escrita, que es algo en que fallan muchas de las sagas juveniles que pululan por doquier, incluso las que tienen éxitos y películas y millones. ¿Por qué será? Tal vez porque editores y publicistas se aprovechan de la candidez de los jóvenes lectores inexpertos, a los cuales les da lo mismo pareciera una hamburguesa de McDonalds que un beuf bourguignon en Les Halles, y entonces coexisten exitosas sagas muy bien escritas (como “Los juegos del hambre”) con otras que parecen haber sido pensadas en el subte y escritas con los codos (como “Divergente”).

Y esta saga de Vicky Bayona (de quien norreseñé en este blogcito la novela de ciencia ficción La maestra) está muy bien escrita. No solo (aunque se agradece) porque los personajes de ese mundo fantástico hablan como seres humanos razonables en lugar de como exiliados de Albacete (si habremos leído traducciones con expresiones como “jolines”, “eres muy pijo”, “cómo mola tu cazadora de piel” y demás), sino porque la prosa fluye al compás de las aventuras, los diálogos son ágiles, con ingenio y sustancia (no como el típico diálogo inconducente “para sumar páginas” de muchos autores de sagas que piensan que escribir un libro muy gordo es un mérito de por sí) y la trama combina con maestría el desarrollo del personaje principal, la capitana pirata Marion, con una compleja trama política, acción sin pausa y un cúmulo de personajes secundarios bien trazados.

La saga, publicada por Del Nuevo Extremo, está formada por tres libros:

- El secreto de la lengua (“el azul”).

- Los iniciados de Megora (“el amarillo”).

- La guerra de los pájaros (“el rosa-lila en el que andá a saber por qué pusieron en tapa una amazona vestida con pieles a punto de autodecapitarse con su propia espada y unos espartanos con casco y capa pero sin camisa sobre un barco vikingo”).

Voy a hablar mínimamente sobre cada libro, pero apenitas, para no espoilear nada, o casi nada.

En el primer libro, El secreto de la lengua, vamos conociendo a Marion, intrépida y bella pero también violenta, impulsiva, ambiciosa y algo alcohólica, y mientras ella se ve envuelta, casi sin quererlo y sin poder evitarlo, en una trama política que puede cambiar el destino de todo el mundo, vamos descubriendo también su historia familiar y sentimental, oculta con esmero pero que va aflorando inevitablemente entre viaje y batalla, entre aventura y peligro, mientras Marion, a bordo de su barco, el Ketterpilar, resuelve complejos enigmas y busca llegar a Aletheia, un país de leyenda que quizás sí exista después de todo, y combatir (por una buena paga) la tiranía que azota al pueblo de Knur.

En el segundo libro, Los iniciados de Megora, el personaje de Marion evoluciona, se complejiza: mientras en el libro anterior ella es casi arrastrada hacia las aventuras a su pesar, aquí es ella misma, con su impulso y su obsesión, la que hace avanzar todo, la que está en una búsqueda propia: encontrar a su antiguo mentor (y algo más), el capitán Petro Landas. Descollan también algunos personajes importantes y atractivos, como el creído pirata Polisson, el cocinero Rudi, el ido capitán Odden, y una logia secreta que tendrá un importante rol en las aventuras por venir.

En el cierre de la saga, La guerra de los pájaros, la capitana Marion se ve envuelta en un triángulo amoroso que sorpresivamente se vuelve rectángulo, y debe arreglárselas para aprender la antigua práctica dela ornitomancia, salvar al mundo, conseguir un barco y resolver sus cuestiones sentimentales todo al mismo tiempo, lo que hace que uno siga la historia sin esfuerzo y que el interés nunca decaiga. Hay batallas decisivas, pérdidas irreparables y resoluciones románticas, y cuando todo parece avanzar hacia un final feliz convencional de película hollywoodense, una vuelta de tuerca nos salva (y salva a la capitana) de terminar en un cuento de hadas con perdices para la cena.

Para cerrar y en resumen: a quienes les gusten las sagas de aventuras con romance y acción (¡y piratas!), no se pierdan entonces esta saga, gran exponente del nuevo fantasy latinoamericano, muy bien editada por Del Nuevo Extremo (ojalá no se enojen por lo que dije de la tapa rosa, fue un chiste).

Recomendada.


89 vistas