Buscar

Nidos que arrullan


Este precioso libro fue publicado por Ojoreja en diciembre de 2017, con edición de Paula Fernández y diseño de Laura Varsky (autora también de las ilustraciones).

Es, básicamente, y como lo anuncia el subtítulo en tapa, una selección de nanas, cantos y arrullos de América Latina.

La idea no fue hacer una enciclopedia, ni una colección completa, ni un tratado académico: muy lejos de eso, la intención de esta obra. Es, por el contrario, un libro corto, de poco más de cuarenta páginas. Pero ¡qué páginas! Todo aquí fue pensado con esmero y hasta el último detalle para lograr el objetivo: que este libro funcione como legado, como algo que puede participar en la relación entre una madre cantora (aunque no cante bien) y un bebé lector (aunque no sepa distinguir las letras aún) y luego permanecer en la casa durante muchos, muchos años, y llegar al momento en que ese bebé crezca y se convierta, a su vez, en madre o padre o tío o padrino y lo comparta con un nuevo bebé lector.

¿Cómo se logra que un libro se convierta en legado? El equipo de edición de Nidos que arrullan lo hizo así:

- Con una cuidadosa selección, a cargo de Cintia Roberts. Los textos están divididos en dos capítulos: “Nanas y canciones de cuna”, “Versos y cantos”, y estos últimos, a su vez, subdivididos según el objetivo del cantito: para despertar, para saborear, para sanar, para bañarse o para reír.

- Con un diseño y edición magníficos, que brillan en los detalles: desde el tipo de papel, la paleta de colores, las tipografías elegidas (creadas por tipógrafos latinoamericanos), la bibliografía, las biografías de quienes hicieron la obra, el colofón, la contratapa (escrita por la Tere Andruetto), el aspecto general del libro… No dejaron ningún cabo suelto, todo es bello e impecable, y eso es algo que nosotros, los del club de Aquellos A Quienes Nos Gustan Los Libros, vemos y valoramos.

- Con unas ilustraciones realmente espectaculares, en un estilo inspirado en el art nouveau de las primeras décadas del siglo XX. Hasta las guardas y los bordes de las hojas son lindos, y las imágenes a página entera te quitan el aliento. Laura Varsky creó aquí obras de gran belleza, y aunque el libro no fuera todo lo bueno que es, solo por esas imágenes ya sería un libro hermoso.

- Con un cedé excelente, en el que Teresa Usandivaras y Pablo Spiller (integrantes del grupo Los Musiqueros) nos presentan musicalizaciones tiernas, divertidas, hermosas de escuchar y que se te pegan a la memoria. En el cedé aparecen también voces de niños y la entrañable voz de la querida Laura Devetach en lecturas y recitados.

En fin: un libro tan lindo que te dan ganas de volver a ser bebé (por un rato) o de tener un bebé a mano para tener una excusa para conseguirlo, regalarlo o (mejor) guardarlo y legarlo.

Recomendado.


241 vistas