Buscar

Dos pequeñas gatas japonesas


Hoy les comento norreseño una recientísima novela de Paula Bombara, publicada por editorial Norma en la serie azul de su colección Torre de Papel, con la dirección editorial de Laura Leibiker y la edición de Laura Linzuain.

Todo el libro se estructura a partir de la voz del narrador, Brian Kimura, un niño-preadolescente en la ciudad de Buenos Aires que nos cuenta, en primera persona, su historia, la historia de su familia (mezcla de herencias japonesa e irlandesa) y sus problemas y novedades, incluyendo:

- que llegan a su casa dos adorables gatas japonesas (su padre trabaja como criador de gatos);

- que se enamoró por primera vez, de una compañera de su curso; y

- que él, Brian, es ciego de nacimiento (lo que no se presenta como un problema, sino como un hecho, una parte de la realidad con la que hay que lidiar).

En una historia así, la gran diferencia la hace la voz narrativa. Aquí la voz del narrador es todo. Paula (una gran autora que cada vez escribe mejor, se supera libro a libro) supo eso desde el primer momento, y nos dio una voz creíble, con la que el lector se engancha desde el comienzo y que te va llevando por la historia y por cómo él percibe el mundo en forma fluida y empática.

Brian es un chico alegre, atento a lo que es, lo que quiere ser y lo que quizá no quiera o no pueda llegar a ser: no quiere dar pena por ser ciego, y no nos da pena, a los lectores; pero seguimos con atención los avances y las dudas que le presentan esos nuevos sentimientos contrapuestos que tiene (hacia su amiga-amada Agustina, hacia su hermano mellizo Declan y los demás integrantes de su familia) y que no sabe aún cómo manejar (no por ciego, por supuesto, sino por preadolescente).

Un libro hermosamente escrito, que se disfruta mucho leer y se lee de un tirón, y emociona en el final. Con haikus en el comienzo de cada capítulo, y hermosamente ilustrado por Natalia Ninomiya, que le da un toque japonés-ternurita con sus imágenes blanco y negro, ilustraciones que mejoran aún más la experiencia de lectura.

Para terminar este comentario y no extenderme mucho, les cuento que la edición es muy bella, y que incluye en las solapas un señalador troquelado e ilustrado (con una frase significativa del libro, escrita en Braille).

Por todo esto, recomiendo muy mucho este libro, léanlo, no se arrepentirán.


2,192 vistas