Buscar

El invitado


Este libro fue publicado en 2014 por editorial Ruedamares. Es un bello cuento sobre la hermandad (por algo ambas autoras, Griselda y Claudia, dedicaron esta obra a los hermanos) y también es mucho más.

Empieza la historia: dos hermanas en un pueblo pequeño, un paredón al que la mayor se trepa mientras la menor (que es la narradora) ve a través de los ojos de la hermana:

El paredón del patio de nuestra casa era muy alto. Mi hermana se subía a una vieja carretilla y de allí trepaba, colocando los pies en los huecos que dejaban algunos ladrillos ausentes. Entonces podía ver hacia el otro lado.

Como yo no me animaba a subir, ella me contaba lo que veía.

Un día, las hermanas ven a un gato atigrado saltar de techo a muro, de paredón a después. Quieren tanto tener ese gato. Idean un plan: dejarle ofrendas sobre el paredón, para que el gato las coma y, por agradecimiento o interés, decida quedarse con ellas.

Las ofrendas son bien recibidas y desaparecen cada día. Incluso (y eso es algo raro, que genera sospechas) las tortitas de barro que deja la hermana menor. De pronto, aparece un indicio de misterio, que se profundiza cuando ven que la vecina creída (con quien no simpatizan) se apropió del gato atigrado como su mascota. Pero los regalos al gato siguen desapareciendo, aun cuando ya no es posible que sea el mismo felino quien los acepte… Y luego aumenta la sorpresa cuando empiezan a aparecer sobre el muro regalos para ellas: bolsitas llenas de piñones.

El misterio se devela finalmente, y la trama de compañerismo fraterno que devino cuasi misterio policial se transforma, a su vez, en otra historia de amistad (el misterioso visitante se convierte al fin en amigo y el amigo se vuelve el invitado) y que, en los párrafos finales, deja abierta la puerta para cambiar hacia algo más, a otra cosa.

Un bello cuento, escrito con una sencillez muy lograda (nada más difícil que escribir sencillo y bien), en una prosa tersa que suena lindo y se disfruta un montón.

Al igual que las ilustraciones de Clau Degliuomini a un color: imágenes conceptuales que no muestran escenas sino que relacionan ideas, elementos, símbolos, en forma onírica-surrealista en ocasiones, imágenes que se disfrutan y narran también a la par del texto.

En fin: un bello libro, que vale la pena conseguir y leer.

Recomendado.


51 vistas