Buscar

Cosas pequeñas como esas

Esta novela breve de la autora irlandesa Claire Keegan fue publicada por Eterna Cadencia en 2021 (mismo año en que se publicó en inglés), con traducción (excelente) de Jorge Fondebrider. La misma editorial, con el mismo traductor, editaron toda la obra de Keegan (lo que se consigue en castellano, al menos): las antologías de cuentos Antártida y Recorre los campos azules y la novela breve Tres luces. La tapa del libro nos muestra una gallina azul patinando sobre hielo (en la novela se menciona que una de las hijas del protagonista dibuja eso).


Esta es una gran autora, y si no la conocen, harán bien en acercarse a ella. Aquí nos cuenta la historia de Bill Furlong, un carbonero, un vendedor de carbón y madera, en un pueblo irlandés en los ochentas. Está casado, tiene cinco hijas (algunos le expresan “qué lástima” porque no tiene un hijo varón, pero a Bill no le parece que haya nada de malo en tener solo hijas); su vida es trabajar, criar a las hijas, ir pasando la crisis económica: la vida tranquila de alguien que superó una infancia difícil para llegar a ser un hombre amable.


Y sin embargo, un día entrega el pedido de carbón en el convento y ve algo. Algo pequeño pero a la vez terrible, que lo obliga a tener que decidir si actuar (lo que implicaría poner en peligro no solo a él mismo, sino a toda su familia) o dejarlo pasar y continuar con su pequeña vida trabajosa pero feliz.


Keegan narra en forma luminosa. Cuenta una historia pequeña (lo anuncia desde el título) y en ningún momento se deja caer en la épica, en ningún momento se pone a juzgar a sus personajes. El libro me recordó al cuento de Ursula K. Le Guin “Los que abandonan Omelas” (si no lo leyeron, no sería mala idea leerlo en tándem con esta novela).


La dedicatoria del libro, a las miles y miles de mujeres y niños que padecieron en las Lavanderías de la Magdalena, en Irlanda (dependientes de los conventos de monjas), nos recuerda que estas cosas que cuenta el libro, estas cosas pequeñas y otras tantas como esas, sucedieron y suceden en la realidad, que siempre se las arregla para superar cualquier ficción.


En fin, una novela breve pero intensa y delicada, que recomiendo.

52 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

El duelo