Buscar

Cuentos inciertos

Este peculiar y hermoso libro reúne cuentos en historietas realizadas por Alejandro Farías (guionista) y Mariana Ruiz Johnson (ilustradora) y fue publicado hace muy poquito (segunda mitad de 2021) por el sello editorial Maten al Mensajero.

En el prólogo, les autores nos advierten cuál será el eje de los relatos: aquellos acontecimientos inclasificables y misteriosos que nos recuerdan que, a pesar de todos nuestros esfuerzos por ordenar nuestra existencia y hacerla estable y predecible, “nos gritan la verdad en la cara: nuestro mundo es incierto e ilógico”. Que en cualquier momento nos puede ocurrir eso que jamás imaginamos que pasaría, y cuando eso suceda, no estaremos preparados: ¿cómo podríamos?


Cada cuento consta de dos o tres páginas (nunca más), cada página organizada en cuatro cuadritos de historieta, y cada historia nos mete de lleno en una situación a veces cotidiana, a veces irreal, y que se resuelve en una forma siempre sorprendente, muchas veces inquietante, o terrorífica, o fantástica, o como el título lo anuncia, simplemente incierta (en su doble sentido de sin certeza y de no corroborada). Y cada tanto, como separadores aleatorios entre los cuentos, una doble página con una imagen sin palabras en la cual navega algún personaje de un cuento pasado o próximo, de forma que los cuento se extienden también, en forma incierta, más allá de los límites de sus ocho o doce cuadritos.


Y lo genial es que cada cuento es buenísimo: son muchos (hay unos cuarenta, que forman casi una especie de novela gráfica), pero cada uno se diferencia y distingue de los demás. Las imágenes son sugerentes y dialogan todo el tiempo con las palabras, narrando junto con ellas y bifurcando y desplegando sentidos (y muchas veces es un detalle de la imagen el que da la clave para interpretar o reinterpretar toda la historia). Les autores se tomaron a pecho que los cuentos sean impredecibles: nunca sabemos qué va a suceder en el cuadrito siguiente, y mucho menos para dónde va a disparar la historia, cómo se va a resolver. Muchos de estos breves relatos se cierran con un dejo de tristeza, con una nostalgia sin nombre o una sensación incomprensible, insidiosa pero persistente, que no nos deja incluso mucho después de haber soltado el libro.


Un gran libro, original y bello, que recomiendo con fervor.



55 vistas1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

A una vaca

Guitarras