Buscar

La grasita

Esta novela de Mercedes Pérez Sabbi con ilustraciones de Raquel Cané fue publicada hace poquito (2021) en Córdoba por editorial Comunicarte, con la dirección editorial de Karina Fraccarolli.

Esta es la primera novela LIJ que trata sobre un evento terrible de nuestra historia, el bombardeo a Plaza de Mayo realizado el 16 de junio de 1955, en un intento de magnicidio y golpe de Estado contra el gobierno de Juan Domingo Perón, que se terminaría de concretar tres meses después, con la asunción al poder de la autodenominada “Revolución Libertadora”.


(Digresión: leí una vez, cuando era chico, una novela policial argentina, muy buena, ambientada en ese momento histórico; La réplica, creo que se llamaba, pero no pude encontrar ningún dato sobre el libro y no recuerdo a su autor o autora. Si alguien conoce ese libro, díganme.)


Acaba de cumplirse un nuevo aniversario de ese hecho espantoso, en el que fueron asesinadas más de trescientas personas (y casi mil fueron heridas). Fue la primera vez, en la Argentina, que el ejército ataca abiertamente a ciudadanos civiles desarmados (no la última, lamentablemente). Fue también la primera vez que la Fuerza Aérea y la Aviación Naval realizaron un ataque, y que ese vergonzoso “bautismo de fuego” haya sido tirando bombas y munición de metralla sobre civiles desarmados dice mucho sobre ellos, sobre nuestra sociedad y sobre cómo funciona (o no funciona) nuestro país en general.


En esta novela, Pérez Sabbi toma la sabia decisión de hablar sobre el bombardeo pero sin hacerlo el eje de la historia, sino un episodio dentro de un capítulo, un momento clave, pero casi en el final. Es la historia de Clarita, una nena en un pequeño pueblo del interior, y a lo largo de la novela se nos va mostrando cómo ve ella el mundo: las cosas que dicen sus amigas, los adultos, las docentes, su tía adorada. Esa vida de pueblo en los años 50 está retratada con gran precisión, con una gran cantidad de detalles, incluso en las frases, en las marcas de productos, en los radioteatros que se escuchaban, las formas en que los niños imaginaban los secretos del sexo, de la política y de la vida adulta en general.


Intercalados con los capítulos aparecen unos “Momentos”, pequeñas viñetas separadoras que dan cuenta de la situación política, marcada a fuego por las fuerzas contrapuestas del peronismo (la fuerza popular gobernante) y el antiperonismo recalcitrante (la oposición conservadora).


En los ojos de Clarita, a través de su mirada y sus palabras, nos metemos de lleno en ese momento histórico, y por más que sabemos, hoy, que no es buena idea que estén paseando por la Plaza de Mayo ese día de junio, no podemos avisarles, e igual nos sorprendemos, junto con ella, cuando una señora “pituca” la llama “grasita” en el baño del café Tortoni (“Tía, ¿yo soy una grasita?”, preguntará luego, y recibirá de su tía la respuesta de que lo es, y que debe sentirse orgullosa de eso). Y nos sorprendemos y angustiamos cuando escuchan el “brruoogggbrrr” de los aviones y se desata el desastre, una crueldad estúpida y enorme, asesina y absurda que envuelve a todos en esa plaza ensangrentada. Es genial cómo la autora utiliza variaciones en el tamaño de las letras y en la diagramación para describir, en forma visualmente evidente pero sin descripciones, todo lo que sucede en ritmo frenético, contándonos apenas los ruidos, la confusión, los olores y las sensaciones de lo que ocurre alrededor, hechos tan terribles que harán que aun quienes logren sobrevivir envejezcan cien años en un solo día.


Las ilustraciones de Raquel Cané son excepcionales, en particular las miradas y las expresiones de Clarita y los demás personajes que aparecen. La tapa del libro es maravillosa, con la niña con su vestidito azul sobre un fondo gris de asfalto, despeinada y con una paloma ensangrentada entre las manos, parada sobre una sombra en cruz con forma de avión de guerra.


En fin: una novela excelente, que disfruté mucho leer y que recomiendo con fervor, para lectoras y lectores de cualquier edad.

89 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Las ovejas